Cambios SEPA: Lo que debes saber si gestionas una empresa

Esta semana han entrado en vigor los nuevos cambios en la normativa SEPA. Esto es los que debes tener en cuenta si tienes una empresa:

PRINCIPALES CAMBIOS

  • Adiós al esquema COR1: Precisamente el más utilizado por las empresas en sus cobros. El esquema CORE – que cambia totalmente- asimila sus características.

  • Se reducen los plazos en los cobros. El esquema CORE, que hasta ahora exigía entre 5 y 3 días de antelación para notificar al banco, reduce el plazo hasta un día. Esto supone una disminución del plazo del riesgo por devolución.

  • El mandato, más simple: la autorización de un cliente para domiciliar recibos en su cuenta. El EPC (European Payments Council) simplifica la mecánica de este trámite obligatorio, pues ya no será necesario diferenciar entre primer recibo, los sucesivos y el último.

VENTAJAS PARA LAS EMPRESAS

  • La reducción de plazos beneficia a las empresas que vendan en cualquier país de la zona SEPA, como Francia o Alemania, pues van a poder recibir antes en su cuenta bancaria el importe de la venta de sus bienes o servicios. Desde ahora, el periodo pasa de 7 días a uno.

  • Disminuye el plazo de riesgo por devoluciones, que pasa ahora de los 63 días a los 57. Es decir, se reduce un 10% el tiempo en el que las empresas saben que los recibos girados no van a ser devueltos, y por tanto pueden disponer con certeza de ese dinero.

  • Los cobros y pagos en Europa, más sencillos: A la larga los cambios suponen un avance en la unificación del sistema de pagos en Europa, que hará más ágil y sencillo los pagos y cobros entre las empresas europeas, y reducirá los errores en las transacciones.

RIESGOS PARA LAS EMPRESAS QUE NO SE ADAPTEN

  • Rechazos o devoluciones: Si las empresas quieren seguir cobrando sin problemas han de adaptarse. De no hacerlo, o hacerlo de manera incorrecta, se producirán errores en el proceso de cobro, como son los rechazos o las devoluciones.

  • Cobrar más tarde: No cobrar a su debido tiempo perjudica a la tesorería de cualquier empresa. Para aquellas que emiten cientos o miles recibos de manera recurrente (por ejemplo una compañía de suministro eléctrico o una de seguros) el daño puede ser aún mayor.

  • Costes de financiación: No cobrar a tiempo afecta al cashflow en la tesorería y conduce a la empresa a la necesidad de financiarse. Por tanto, incurrir en más costes que los propiamente generados por la gestión y el seguimiento de esos recibos que no se han cargado en la cuenta debido a algún error.

Así pues, si gestionas una empresa, de cara a evitar riesgos innecesarios y a provechar las ventajas que ofrece, lo mejor es que estés siempre adaptado a la normativa. Los cambios que se introdujeron el 21 de noviembre no serán los últimos, sino que el EPC ordenará más en lo sucesivo para seguir avanzando en la armonización de los sistemas de pago de los distintos países de la zona SEPA.

En Besepa nos ocupamos de que tu empresa esté en todo momento actualizada en relación a SEPA y cumpla siempre con la normativa. Si quieres que te expliquemos lo que podemos hacer por ti, puedes llamarnos al 911 278 220 o escribirnos a hola@besepa.com y nos pondremos en contacto contigo inmediatamente.