Cómo benefician los cambios SEPA a una pyme española que vende en Europa

Como venimos diciendo en entradas anteriores, el European Payments Council sigue avanzando en la integración del sistema de pagos en Europa. Para ello está estableciendo una serie de cambios (los próximos entrarán en vigor el 21 de noviembre) con ese doble objetivo de converger a la vez que hacer más sencillo pagar y cobrar entre los distintos países que forman la zona SEPA.

Con los nuevos cambios, principalmente la supresión del esquema SEPA COR1 y su asimilación por CORE, las empresas españolas que venden en Europa y su entorno van a ver reducido los plazos en sus cobros.

Por ejemplo, supongamos que Ferrasa, con domicilio social en Sestao, exporta tornillos a Alemania. Hasta ahora, desde que su banco emitía una orden de cobro de una remesa por valor de 200.000€ a su distribuidor en Frankfurt podían transcurrir hasta 7 días para que su cuenta bancaria reflejaba el importe. A partir de ahora, si aprovecha las ventajas de los nuevos cambios en SEPA, lo recibirá al día siguiente.

Puede parecer poca cosa, pero este cambio supone una importante reducción del plazo de riesgo por devoluciones, que pasa ahora de los 63 días a los 57. Es decir, disminuye un 10% el tiempo en el que las empresas saben que los recibos girados no van a ser devueltos, y por tanto pueden disponer con certeza de ese dinero.

Estas variaciones son un motivo de alegría para la tesorería de la PYME vizcaína. Además, su departamento de cobros ya no va a tener que distinguir entre las empresas españolas y las de Alemania (y el resto del área SEPA) a la hora de emitir los adeudos por domiciliación, pues “el lenguaje” bancario será el mismo.

Eso sí, para poder beneficiarse de estas modificaciones que suponen una mejora para cualquier empresa, es necesario pasar por el sinuoso camino de la adaptación. El equipo técnico de Besepa puede ayudarte a que SEPA deje de ser “eso tan molesto” para el área de finanzas a que lo vean como una ventaja. Y si tu empresa exporta, tienes que saber que con nuestra herramienta es igual de fácil cobrar un recibo a un cliente en Múnich que a otro instalado en tu mismo edificio.