Si eres rubysta no pierdas este tren

Nuestra relación con la Conferencia Rails viene de lejos. Parece que fuera ayer cuando Alberto Molpeceres, hoy CEO de Besepa, recibía el premio al mejor proyecto de 2008 con Linking Paths. Imposible olvidarse de aquella edición, entre todas a las que hemos asistido, no solo por el bonito reconocimiento, sino porque Alberto tuvo que salir corriendo nada más aparcar el coche uno de esos días porque parecía que iba a nacer su hijo.

Por ese especial cariño que nos vincula a este evento, ocho años después, no podía faltar nuestro apoyo a la Conferencia Rails en su regreso a Madrid. Más aún teniendo una de las organizadoras en nómina.

Así que si eres rubysta te recomendamos fervientemente esta cita en la que expertos llegados de distintas partes del mundo te deleitarán con sus experiencias. Será del 13 al 15 de octubre en la estación de Chamartín.

En el plantel de ponentes sobresalen nombres como los de Aaron Patterson, Xavier Noria, Kerri Miller o Godfrey Chan. Para el primer día se ha organizado un workshop, mientras que los dos siguientes tendrán lugar las a charlas de los raileros.

Si no formas parte del gremio de asiduos a las RubyGems probablemente todavía no sepas de qué va esto. Ruby on Rails es un marco de desarrollo de aplicaciones web que busca la simplicidad, pues utiliza menos código que otros frameworks y se caracteriza por una configuración mínima. Lo que se persigue al final es que los programadores sean más productivos e incluso más felices.

Aunque para felicidad la del ganador de la entrada que sorteamos, valorada en 240 euros. Hacerte con ella también es simple: solamente tienes que contarnos en Twitter lo que esperas aprender en la Conferencia Rails. No tienes límite de tuits (aunque si eres rubysta seguro que eres breve) pero sí deberás mencionar en ellos a @besepacom.

Un ecuánime e imparcial jurado integrado en su totalidad por todo el equipo técnico de Besepa decidirá por unanimidad quien es el ganador. Date prisa porque el plazo acaba el 13 de octubre. Lo mejor del ruby te espera en Chamartín. No dejes escapar este tren.