Un 70% de los españoles ya utiliza fintech, y pronto serán más

Puede que en España nos cueste formar mayorías, pero en lo que sí hay un amplio consenso es en la adopción de las nuevas tecnologías aplicadas a las finanzas. Casi el 70% de los consumidores españoles utiliza servicios fintech -siete puntos más que la media mundial-según el informe World Retail Banking Report de Capgemini y Efma. Nos cuesta creer la cifra del 70% pero no por ello el informe deja de tener muchos datos interesantes.

Lo que más valoramos es la facilidad de uso, la rapidez de servicio y la mejor experiencia de usuario comparado con la banca tradicional, en lo que estamos de acuerdo el 80% de los usuarios. Sin embargo, si se pregunta a los directivos de banca esta cifra no llega a la mitad. Quizá se entienda por ello que, solo el 13% ha reaccionado con iniciativas que contrarresten la avalancha de nuevos jugadores en sus áreas de negocio.

Y a tenor de los mensajes que nos llegan desde las entidades financieras españolas parece que las fintech tienen un amplio camino por recorrer. La banca tradicional piensa solucionar sus problemas de rentabilidad subiendo las comisiones y empezando a cobrar a las claras por servicios que hasta ahora ofrecían “gratis”.

Será interesante comprobar la reacción de sus clientes cuando, volviendo al informe, solo el 36% de los españoles se siente satisfecho con su banco, la cifra más baja de los 32 países analizados.

(http://www.it-finanzmagazin.de/wp-content/uploads/2016/04/World-Retail-Banking-Report-Titel-600.jpg)

Esta semana, el CEO y cofundador de Besepa, Alberto Molpeceres, intervino como ponente en un foro sobre fintech organizado por IE Business School en Madrid bajo el título ‘Banking of tomorrow’. Como señalaba Alberto, “no tenemos ni idea de qué pasará con la banca en el futuro, lo que sí podemos es ofrecer nuestra opinión basada en el contacto con bancos y con nuestros clientes. Aunque parezca mentira, los bancos se están centrando en lo que ellos quieren, no en lo que los clientes necesitan’.

Puede parecer un detalle insignificante, pero lo que queremos decir con ello es que las fintech hablamos de tú a tú con el cliente y le escuchamos. Nos adaptamos a sus necesidades -y no al revés- y por eso nuestros clientes valoran nuestros servicios.

Sí es cierto que los bancos, con una implantación de décadas en nuestro día a día empresarial y personal, aún ganan en confianza (94%) pero en las fintech ya confían el 88%. Una diferencia muy corta teniendo en cuenta que se trata de un fenómeno reciente. Además, la mitad recomendaría a sus amigos y familiares su proveedor fintech (51%), pero solo un 30% a su entidad bancaria.

Teniendo en cuenta que las fintech dan un servicio más ágil, transparente, especializado y más barato, como algunos bancos sí reconocen por otra parte, pensamos que no nos equivocamos al pronosticar que el número de usuarios seguirá aumentando.

Informe completo https://www.worldretailbankingreport.com/